"LA POESIA  DE ASCENDENCIA 

AFRICANA  EN LA LUCHA SOCIAL"

El disfrute del arte, de la literatura, la ciencia y la filosofía, coadyuva a la educación de la conciencia individual que contribuye a construir la sociedad solidaria y humanista en que necesita vivir la Especie Humana

Lumumba

 

En el presente las ideas se traducen con extraordinaria prontitud en acciones socio-políticas transformadoras de las estructuras generales que sustentan a la sociedad. En el transcurso de pocos años el panorama mundial experimenta cambios profundos. Se operan notables modificaciones en la vida política, material y cultural de la sociedad.
Los intelectuales y artistas, no están exentos de ser obligados por las mismas transformadoras circunstancias, a marchar  en  la  vanguardia revolucionaria de la sociedad o rezagarse. El mundo de hoy no admite ninguna actitud neutral. La disyuntiva ideológica de la sociedad actual resume dos posiciones opuestas entre sí, y muchas veces son irreconciliables en cualquier lugar de la tierra.
Para los intelectuales y artistas, también para los hombres  y mujeres en general, sólo existen dos caminos: el de la justicia y el de la injusticia.
Los poetas, escritores, intelectuales y estadistas "negros", gran parte de ellos y los mejor calificados, decidieron andar el camino de la justicia al lado de sus pueblos, desde hace varios años.
Con estas líneas intentamos penetrar un poco en la poesía de los poetas y escritores "negros". Queremos decir, en algunos aspectos referentes a la lucha político-social que ellos libran por las reivindicaciones políticas de sus pueblos.
Ocuparse seriamente de la "poesía negra", no es tarea fácil. Lo mismo podríamos decir si pretendiésemos acopiar abundantes modelos poéticos de cada región de la tierra habitada con mayor o menor densidad por "gente  negra". Nosotros sólo hablaremos de la "poesía negra" como temática actual, y homenaje a los pueblos de África y a sus ascendencias del Caribe y América Latina, concediendo para ello, carácter generalizador a los ejemplos que conocemos. Asimismo como rechazo y condena a los nuevos y extendidos brotes de Apartheid, racismo, xenofobia, discriminación y neofascismo alentado por las burguesías europeas y americanas, contra los refugiados que en la actualidad son víctimas de los antiguos colonizadores de sus pueblos y creadores de los negocios del tráfico de esclavos, antiguo y moderno.
a) La  conciencia de los "negros" por la libertad e independencia, b) Impotencia de  los racistas para contener el avance popular.
No ignoramos que los hombres más ofendidos en el decursar histórico de la humanidad, fueron siempre los "negros". Ellos han recorrido una abominable escala de infamias que va desde la cadena en los tobillos hasta la colonización y anexión de sus territorios nativos durante siglos, por ejércitos y países extraños.
En el presente, sobrados motivos tiene el "blanco discriminador" para alarmarse. Igual en el corazón de África, como en los Estados Unidos de Norteamérica o en Las Antillas, resuena intensamente el grito de ¡Libertad ahora!,
¡Basta de humillación! Grito formidable que ha derramado ya, su poderosa fuerza en todos los países de la tierra:

"¡Aquí está la aurora, hermano mío, aquí está la aurora!"...
(Patricio Lumumba, Libertador del Congo (1960), asesinado por el imperialismo (1961))

La acumulación de elementos socio-políticos que durante centurias estuvo inmersa en pasiva latencia, comenzó a manifestarse lentamente en las primeras décadas del siglo XX. Luego de la II Guerra  Mundial, el horror  cunde  por todo el planeta. Los pueblos africanos, que no subestiman la posibilidad de perecer en masa en una conflagración bélica, siendo apéndices sometidos por países guerreristas, reaccionan para rebelarse contra el yugo opresor. "La última Guerra (1939-1945) Mundial avivó en los pueblos oprimidos el espíritu de independencia, que ya existía en ellos. Los pueblos han sentido durante largo tiempo la opresora injusticia de la subordinación y la discriminación. Hasta ahora, no han tenido la oportunidad de expresar y dramatizar sus hondos sentimientos. La Segunda Guerra Mundial iluminó con mayor intensidad estos atropellos y les dio una expresión efectiva". (1) Gracias al poderío fundamental que jugara la Unión de Repúblicas Socialistas Soviéticas, URSS, y al campo socialista, muchos pueblos lograron la descolonización de África y otras latitudes. Así fue cómo surgieron más de sesenta Estados Africanos y de otros continentes.
Es a partir de entonces cuando "la población negra" valora con realismo su existencia y potencialidades. Luego de conjugar una serie compleja de factores políticos, sociales, económicos, históricos, etc. se manifiesta con deslumbrante notabilidad la esencia del alma "negra". Ha tomado conciencia de su condición y circunstancia en planos mundiales. Su ser negro resurge y propugna por un estadio de igualdad en el existir de la Especie Humana.
La poesía de los "negros", con su maravilloso contenido, se coloca al servicio de la libertad de los pueblos oprimidos. Revélase henchida de vivencias. Pronto unifica su temática en un solo frente de proyecciones políticas.
Los poetas "negros", con la profecía en los labios y el arma en la mano, se lanzan a su noble misión histórica:

"Hacia los bastiones del porvenir para escribir en todas las lenguas
en las páginas claras de todos los cielos
la declaración de tus derechos desconocidos desde hace más de cinco  siglos..."

(Jean Briére, haitiano)